Fuentes de Invierno Estación Invernal 

Noticias

Imprimir

[18/01/2009] Buendía construye ya las viseras antialudes de San Isidro ante la fuerte crítica social

Infraestructuras, que consideraba eficaces las barreras metálicas, cede a la presión de los usuarios y espera tener listos los falsos túneles en mayo

 
Sin tiempo que perder, el Gobierno regional ha iniciado ya las obras de construcción de viseras en los puntos de la carretera del puerto de San Isidro en la que hay un mayor riesgo de que se produzcan grandes avenidas de nieve. Con un presupuesto de 2,5 millones de euros, los trabajos arrancan sólo un mes después de que el consejero de Infraestructuras, Francisco González Buendía, anunciara, en la Junta General del Principado, una actuación que, según indicó, viene a reforzar los sistemas de contención con mallas metálicas en los que su departamento invirtió previamente un millón de euros. Aunque Buendía defiende que estos dispositivos resultan eficaces, lo cierto es que el acceso al puerto estuvo cortado al tráfico durante casi una semana a mediados de diciembre a causa de los aludes y que, además, numerosos expertos y usuarios habituales de la carretera han señalado que las barreras resultan ineficaces por sí solas y que deberían de completarse con voladizos sobre la carretera como los que han comenzado a instalarse ahora.

Las obras en marcha afectan a un tramo de unos 600 metros situado entre los puntos kilométricos 20,9 y 21,5 de la carretera AS-253. Máquinas y operarios están procediendo a rebajar la roca para permitir la instalación de viseras de protección sobre la calzada. La actuación está obligando a realizar pequeños cortes de tráfico en ambos sentidos de la circulación, con el objetivo de evitar que las rocas desprendidas de la montaña puedan originar algún incidente. En principio, si se cumplen los plazos de ejecución previstos por la Consejería de Infraestructuras, los falsos túneles antialudes estarán listos dentro de cuatro meses, es decir, en mayo.

Aunque el inicio de estas obras ha sido acogida con evidente satisfacción tanto por los vecinos como por los usuarios habituales de la carretera que da acceso a las estaciones de esquí de Fuentes de Invierno y de San Isidro, no es menos cierto que también se reclaman más actuaciones para el refuerzo de la seguridad en otros puntos de la carretera. Las últimas nevadas han provocado serios desperfectos en las barreras antialudes instaladas durante los últimos meses, por lo que, a juicio de los alleranos, deberían ser reparadas con la mayor urgencia y antes de que vuelva a nevar con fuerza. En este sentido, los vecinos más veteranos recuerdan que hace algo más de medio siglo se produjo una gran avalancha de nieve que descendió por La Reollosa con tal fuerza y virulencia que fue capaz de arrasar las viviendas de los empleados de la central hidroeléctrica de Rioseco. A su juicio, es necesario extremar las medidas para que no vuelva a pasar algo similar y para evitar que un alud sobre la carretera se cobre alguna víctima. Hasta la fecha, y pese a que varios vehículos se han visto implicados en avenidas de nieve durante los últimos años, no ha habido que lamentar desgracias personales. Eso sí, los tribunales de justicia han dejado claro que la responsabilidad por las consecuencias de los aludes corresponde al Principado.
 

Fuente: La Nueva España
Autor: L. C. / J. A. O.

 

<< volver

Anunciese aquí

Mande un email a publicidad@fuentesinvierno.com para que su alojamiento aparezca aquí.